Falta de compromiso con los estudios, relaciones inestables, sentimientos de vacío o desamparo, desregulación afectiva, problemas con la autoridad, hacerse cortes en el cuerpo y conductas de riesgo, son algunos de los síntomas que presentan los adolescentes con problemas para resolver la crisis de identidad, situación que puede traer complejas consecuencias para su vida adulta si no se aborda adecuadamente.

Este es el foco del modelo AIT (Adolescent Identity Treatment), terapia desarrollada en un esfuerzo colaborativo entre especialistas en personalidad de Nueva York, Alemania, Suiza y Chile y que tiene como objetivo ayudar a los/as adolescentes y jóvenes, aprovechando que están en esta etapa de su desarrollo, para intervenir en la integración de la identidad y el desarrollo de la personalidad. Actualmente, En Chile, sólo se desarrolla en el Instituto Médico Schilkrut, bajo la supervisión continua de la creadora del modelo AIT, la psicóloga, Dra. Pamela Foelsch.

Hoy el AIT inicia una nueva etapa que beneficiará directamente a adolescentes chilenos (entre 12 y 18 años) que presenten problemas y que podrán optar a este innovador tratamiento a un valor preferencial, en el marco de una investigación que desarrollará el Instituto Médico Schilkrut en colaboración con MIDAP (Instituto Milenio para la Investigación de la Depresión). El estudio estará a cargo de terapeutas expertos formados en el modelo AIT y que además son parte de un equipo multidisciplinario, conformado por clínicos e investigadores que tendrán la responsabilidad de evaluar a lo largo de toda la terapia, las respuestas del paciente al tratamiento.

A cargo del estudio está el psicólogo Dr. Nelson Valdés, Director de la Unidad de Investigación del Instituto Schilkrut, quien destaca la importancia que tiene la alianza público privada, como la que se generó entre Schilkrut y MIDAP para desarrollar investigaciones de calidad y de relevancia, que buscan dar respuesta a problemáticas de salud en el país. Enfatiza que gracias a este trabajo conjunto se podrá posicionar en Chile un modelo como el AIT, reconocido por sus logros en Europa, pero aún muy nuevo y poco conocido en nuestro país. El estudio se está desarrollando en las instalaciones del Instituto Médico Schilkrut, que se encuentra habilitado no sólo en términos de comodidad para sus pacientes, sino que cuenta con la tecnología necesaria para entregar un tratamiento de calidad en el contexto de una investigación.

Para leer el artículo completo haga click AQUÍ.